Las lluvias ahorran un riego en Alicante, donde no caían desde marzo

En las últimas 48 horas han caído entre 40 y 60 litros por metro cuadrado en las comarcas de la provincia

Las lluvias registradas en las últimas 48 horas en el sur de la Comunitat Valenciana, entre 40 y 60 litros por metro cuadrado según comarcas, han sido “muy beneficiosas” para las explotaciones agrícolas tras medio año sin apenas precipitaciones e, incluso, permitirán ahorrar un riego.

Así lo han explicado a Efe varios responsables de los sindicatos de Jóvenes Agricultores (Asaja) y La Unió al hacer un primer balance de la incidencia de las precipitaciones, que se prevén que sigan entre hoy y mañana.

El presidente de Asaja en Alicante, Eladio Aniorte, no ha dudado en calificar de “bendición y auténtica maravilla” las lluvias puesto que era “un agua muy necesitada” en un momento de “mucho calor”: “Estas lluvias dan humedad al suelo y ahorran un riego”.

Además, “ha caído de forma lenta y suave, sin hacer daño” y, según el líder de Asaja, “ha beneficiado a todos los cultivos” al dejar las parcelas regadas y también ayudar a bajar la temperatura, “que era excesiva”.

Entre los cultivos que ha beneficiado especialmente, ha citado los cítricos, la alcachofa y el brócoli, principalmente en la Vega Baja.

Por su parte, Enrique Sánchez, de La Unió, ha comentado a Efe que es un “agua muy buena después de muchos meses sin llover, desde marzo”, y ha destacado que las precipitaciones han sido “tranquilas” y sin causar daños en las explotaciones.

Ha calculado que en las comarcas del Vinalopó ha podido llover hasta unos 50 litros, y ha destacado la incidencia positiva en la uva de mesa y en el olivar.

También de La Unió, Juan Miguel Montaner, que es responsable de las comarcas del sur de la Comunitat en la ejecutiva autonómica, ha valorado el agua porque las tierras estaban “secas” y permitirá “lavar” el suelo y recargar acuíferos en el Vinalopó.

Pese a todo, ha apuntado que las lluvias son aún más beneficiosas si se producen en primavera y ha comentado que lo que más ayuda al acampo alicantino son los episodios de agua en la cabecera de los ríos, para poder contar con este recurso indispensable todo el año.